Matriz del agua

narradora de pescadores
“No es habitual que la música contenga una de las más altas formas del silencio, que se emparente con él de una manera natural, y a la vez espesa; que haga denso ese devenir, como si su materia fuera algo ajeno a la música, y al mismo tiempo constitutivo de ella. Una fuerza que deja fluir por esos espacios las voces que forman parte de una historia, la historia de Elba, Manuel y Rocío; una familia de pescadores que habita la isla que une a Entre Ríos con Santa Fe. La clave aquí está en intervenir lo menos posible, como si no se quisiera perturbar ese "estar", ese clima y ese paisaje de unicidad entre la naturaleza y las gentes. Por eso la música de Matriz del Agua, la primera obra publicada por Martín Neri, es tensa, de un nivel de despojo casi inquietante. Son diez canciones al servicio de la historia, de la voluntad de narrar los días y las noches que Martín compartió en convivencia y hermandad con esta familia, es la vida de una gente que vive allí, contada a través de esta obra; con músicos notables que como un grupo de amigos se reúnen para contar y contarse. Aquí parece que los músicos escuchan más de lo que tocan, pero qué escuchan?, escuchan las voces de esa familia, los ruidos del río, de la noche, las risas, el crepitar del fuego, los silencios de dolor, de alegría; y tocan eso, y Martín canta eso, como navegando en silencio cerca de la tradición de la poética del río, pero resignificando esa tradición, con una potencia que funde el paisaje y su gente, como insinuando que somos la misma cosa”. (Esteban Vázquez)